Publicado el

Tapicería, su historia

Tapicería deriva de tapiz, significa obra de tejido hecha a mano en la que se producen figuras semejantes a las de una pintura, utilizando distintos hilos de colores.

En la antigüedad, los tapices servían para calentar los muros en el invierno crudo, seguramente los primeros deben haber sido paños colgados a modo de cortina y también dispuestos sobre el suelo para paliar el frío.

Con el correr de los años, tomaron importancia convirtiéndose en piezas suntuosas, se le agregaron metales como oro y plata y también seda. Los tapices pueden considerarse como uno de los objetos más antiguos de decoración.

Con los años se popularizaron de tal forma, que de ellos derivaron los tapetes, las alfombras, las carpetas que adornan los muebles etc.

En la actualidad y habiendo pasado mucha agua bajo el puente, contamos gracias a la hilandería con la más variadas telas para tapicería esta industria.